Perdón, me he quedado un poco...

..."en blanco" quería decir en el minuto 2 y 52 segundos, de este vídeo, cuando Miguel Ángel (@midesweb) me preguntó en el hangout #seoIO sobre el libro Fundamentos del SEO acerca de "cómo podemos resumir los fundamentos del SEO y en qué puntos me he basado para escribir el libro".

Realmente me bloqueé y no conseguía recordar la palabra "visibilidad" para explicar lo que finalmente pude decir cuando recordé esta –ya para mí– dichosa palabra:

"...acciones que repercutan en la visibilidad de la información de un sitio web" que junto con otras acciones SEO que afectan a la relevancia de dicha información y, por último, a la sabiduría de las masas, son los 3 principios de los que quería hablar haciendo referencia a la siguiente cita de Steve Johnston y Liam McGee que se puede leer en su libro "50 maneras de triunfar en Google":

"La inversión de Google en la tecnología de búsqueda es considerable y hay pocas posibilidades de que se desvíe de su enfoque fundamental, cuya base es la reputación, que calcula a partir de la sabiduría de las masas, y la visibilidad y la relevancia de la información que encuentra."

Esta es una cita a la que hago referencia "siempre" en todos los cursos y charlas que he dado (también la nombro en el libro). De hecho es la primera cita que nombro en la chuleta SEO. Pero, sin duda, me traicionaron los nervios. En ese momento me quedé en blanco, me afloraron los nervios por dentro, me acorde de lo que me había dicho Miguelo (@elmiseo) antes de empezar el hangout "lo que vamos a grabar se queda ahí para siempre", sentí como un terremoto de magnitud 9 en la escala Richter en mi interior y, pensé, "tierra trágame". Pero, de repente pude recordar la palabra "visibilidad" –creo que ya no se me olvidará nunca– y continuar la frase.

Entonces, la magnitud del terremoto bajó bastante. Pero, no despareció del todo en mi interior durante el resto del hangout. De hecho, cuando después vi el vídeo grabado, me di cuenta de que se me pasaron por alto algunas cosas que quería haber dicho pero no recordé decir. También, en la conversación, hubo ciertas cosas que comentaron Antonio (@seoito), Pedro (@PedroMG), Jorge (@kokebcn), Miguel (@kicoes) o Sico (@sicodeandres) que no escuché.

Como buen virgo que soy, la timidez y el miedo escénico a hablar en público es algo que llevo integrado en mi software... Pero, cuando Miguelo me propuso hacer el hangout, pensé, como tantas otras veces: "valor y al toro".

Cuando era niño me daba pánico –verdadero terror– que el profesor me preguntase en clase (supiese o no la respuesta) o me pidiese salir a la pizarra. Curiosamente, ahora soy profesor ya que me encanta la docencia. Sin embargo, todavía estoy en el proceso de perder ese miedo escénico.

Como anécdota, os puedo decir que el primer año que estudié en la universidad hice un test de introversión/extraversión, y mi resultado fue 1 sobre 100. Lo cuál quería decir que, de cada 100 personas, 99 eran más extrovertidas que yo. Desde entonces, he pasado por muchos terremotos para luchar contra mi timidez.

Pues ya está, tenía que decir esto, a ver si cesa este último terremoto. Porque llevo dos días sintiendo pequeñas réplicas de nervios.

2 comentarios:

Miguel Angel Alvarez Sanchez dijo...

Hola Carlos!
Soy Miguel @midesweb no te preocupes ni un pelo, jejeje todos pasamos por eso y es parte del proceso de aprendizaje en el que estamos metidos, para poder romper barreras como la timidez y salir a dar la cara en cualquier situación.

Me siento identificado en muchas de esas sensaciones y aunque lleve tras mis espaldas ya decenas o quizás centenas de hangouts y webinars en directo, cuando algo durante la mitad o inicio del hangout falla, es un peso que no me quito de encima hasta terminar el hangout y algunas veces hasta horas o días después.

Claro que después de un hangout viene otro y no hay más tiempo de andar pensando en los fallos de otros días. Siempre hay que salir con frescura y energías renovadas, aprocechando el tiempo para seguir aportando lo que esté en nuestra mano, y con ello aprender poco a poco.

Un abrazo fuerte y cuando quieras salimos de nuevo a la pantalla para tener nuevas oportunidades de hacer las cosas como uno desea... y equivocarnos de nuevo también, algo inevitable porque somos personas normales.

Carlos Pes dijo...

Gracias Miguel por tus palabras y comprensión.

Te agradezco mucho la oportunidad que me diste el jueves de dar a conocer el libro en uno de tus hangouts y, por supuesto, acepto tu invitación para otro, pero más adelante, ya que, ahora mismo todavía me tengo que recuperar de este terremoto ;)

Después de escribir el artículo me he ido a dormir cerca de 3 horas (lo necesitaba por el estrés) y ya parece que los nervios se están yendo, pero no del todo.

Gracias de nuevo Miguel y un abrazo.